Las supersticiones en Japón: creencias arraigadas en la cultura japonesa

Los japoneses son conocidos por sus prácticas tradicionales y su profunda conexión con la espiritualidad. La cultura japonesa está impregnada de supersticiones que han perdurado a lo largo de los siglos. Estas creencias, arraigadas en la sociedad japonesa, se reflejan en diversos aspectos de la vida cotidiana, desde celebraciones hasta el comportamiento social. A continuación, exploraremos algunas de las supersticiones más fascinantes de Japón y cómo influyen en la vida diaria de sus habitantes.

Los números de mala suerte en Japón

En Japón, algunos números se consideran de mala suerte debido a su pronunciación, que se asemeja a palabras asociadas con la muerte o la mala fortuna. Uno de los números más temidos es el 4, que en japonés se pronuncia "shi", similar a la palabra "muerte". Por esta razón, muchos edificios omiten el cuarto piso, evitando el número 4 en ascensores y habitaciones. Del mismo modo, el número 9, pronunciado como "ku", se parece a la palabra japonesa para "agonía" o "sufrimiento", por lo que también se considera desafortunado.

Los japoneses suelen evitar usar estos números en momentos importantes, como fechas de bodas o números de teléfono. Incluso en la cultura popular, los videojuegos y otras formas de entretenimiento a menudo evitan el uso de estos números de mala suerte. Estas supersticiones en torno a los números demuestran lo profundamente arraigadas que están en la vida cotidiana de Japón.

Los gatos de la suerte: Maneki Neko

El Maneki Neko, o gato de la suerte, es una de las supersticiones más reconocibles de Japón. Esta figura de un gato con la pata levantada se cree que atrae la buena fortuna y la riqueza a su dueño. Se puede encontrar en tiendas, restaurantes y hogares de todo Japón, y su presencia es considerada un símbolo de prosperidad.

Según la leyenda, el Maneki Neko actúa como un amuleto de buena suerte, atrayendo clientes y dinero a los negocios. La posición de la pata levantada varía: si levanta la pata izquierda, se cree que atrae clientes, mientras que si levanta la pata derecha, atrae fortuna y dinero. Esta superstición ha trascendido las fronteras de Japón y se ha convertido en un símbolo popular en la cultura del país.

El festival del Setsubun y los oni

El Setsubun es una festividad japonesa que celebra el cambio de estaciones, especialmente la transición del invierno a la primavera. Durante este festival, se lleva a cabo una ceremonia llamada "mamemaki", en la que se arrojan habas tostadas mientras se dice "¡Oni wa soto, fuku wa uchi!" (¡Fuera el oni, entra la buena suerte!). Se cree que esta práctica aleja la mala suerte y atrae la fortuna a los hogares.

Los "oni" son demonios o espíritus malignos en la mitología japonesa, y se dice que traen desgracia. Por lo tanto, el acto de expulsar a los oni durante el Setsubun es una superstición arraigada en la cultura japonesa. Esta festividad también incluye la colocación de ramas de bambú en las entradas de las casas, junto con hojas de acebo para alejar a los malos espíritus y atraer la buena suerte.

Conclusión

Las supersticiones en Japón son un testimonio de la rica herencia cultural y espiritual del país. Estas creencias, que abarcan desde números de mala suerte hasta festivales tradicionales, influyen en la vida cotidiana y en la forma en que los japoneses enfrentan el mundo que los rodea. Aunque pueden parecer extrañas para aquellos que no están familiarizados con la cultura japonesa, estas supersticiones son una parte fundamental de la identidad del país y continúan desempeñando un papel importante en la sociedad moderna.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Las supersticiones en Japón: creencias arraigadas en la cultura japonesa puedes visitar la categoría Supersticiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad