Supersticiones Náuticas: Mitos y Leyendas del Mar

Las supersticiones náuticas han estado presentes en la historia de la navegación desde tiempos inmemoriales. Los marineros de antaño, e incluso muchos en la actualidad, han creído en todo tipo de presagios, amuletos y rituales para protegerse de los peligros del mar. A continuación, exploraremos algunas de las supersticiones más arraigadas en el mundo marítimo, así como las historias y mitos que las rodean.

El Albatros: Mensajero de Malos Presagios

El albatros, majestuoso ave marina, ha sido considerado durante siglos como un símbolo de mala suerte en alta mar. Según la superstición, avistar un albatros en el océano significa que la travesía estará plagada de contratiempos y desventuras. Esta creencia tiene sus raíces en la obra literaria "The Rime of the Ancient Mariner" de Samuel Taylor Coleridge, donde un marinero mata a un albatros y desencadena una serie de infortunios para él y su tripulación. Incluso en la actualidad, muchos marineros evitan pronunciar la palabra "albatros" a bordo, prefiriendo referirse a esta ave como "pájaro de la buena suerte".

La Maldición de las Sirenas

Las sirenas, criaturas mitad mujer y mitad pez, han fascinado a marineros y navegantes desde tiempos remotos. Sin embargo, la tradición popular las considera como portadoras de desgracia y desdicha para aquellos que escuchan su canto. Se creía que el canto hipnótico de las sirenas podía llevar a los marineros a estrellarse contra las rocas o a perderse en el mar para siempre. Incluso en la era moderna, existen relatos de marineros que juran haber escuchado el canto de las sirenas en noches de calma en alta mar, sintiendo una extraña atracción que los alejaba de su rumbo.

El Número 13: Tabú en el Mar

Al igual que en tierra firme, el número 13 ha sido considerado como un presagio de mala suerte en el ámbito marítimo. Muchos barcos evitan tener trece personas a bordo, e incluso algunos navíos omiten la existencia de la sala número 13 o integrantes tripulantes con esta numeración en su camarote. Esta superstición se remonta a la Última Cena, donde Jesucristo compartió mesa con sus doce apóstoles antes de la traición de Judas. Desde entonces, el número 13 ha sido asociado con la traición y la desgracia, razón por la cual se ha extendido esta creencia a los barcos y marineros.

Conclusión

Las supersticiones náuticas son un aspecto fascinante del folclore marítimo, que ha perdurado a lo largo de los siglos. Aunque muchas de estas creencias puedan parecer irracionales en la actualidad, es importante reconocer su impacto en la psique de los marineros y en la cultura marítima en general. Estas supersticiones, lejos de desaparecer, siguen formando parte del misticismo que rodea al océano y a aquellos que se aventuran en sus aguas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Supersticiones Náuticas: Mitos y Leyendas del Mar puedes visitar la categoría Supersticiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad