Supersticiones que traen mala suerte: Descubre las creencias que debes evitar

Las supersticiones son creencias que han perdurado a lo largo de los siglos y que pueden influir en la forma en que las personas toman decisiones en su vida diaria. Algunas supersticiones están asociadas con la buena suerte, pero en este artículo nos enfocaremos en las supersticiones que se consideran portadoras de mala suerte. Descubriremos algunas de las creencias más comunes que debes evitar si deseas alejar la mala fortuna.

El número 13: Un símbolo universal de mala suerte

El número 13 es quizás una de las supersticiones más extendidas y reconocidas en todo el mundo. A este fenómeno se le conoce como triscaidecafobia y está asociado con la mala suerte en muchas culturas. Por ejemplo, en la cultura occidental, se cree que el viernes 13 es un día especialmente desafortunado. La aversión al número 13 es tan fuerte que en algunos edificios se evita tener un piso 13 y en las aerolíneas se omite la fila 13 en los aviones.
El miedo al número 13 se remonta a la antigüedad e incluso hay teorías que lo relacionan con eventos históricos como la traición de Judas en la Última Cena. En la actualidad, muchas personas evitan tomar decisiones importantes en viernes 13 o incluso cambiar sus planes si esa fecha cae en su calendario.

Espejos rotos: Una superstición de mala fortuna

El romper un espejo se considera una superstición de mala suerte en muchas culturas. Esta creencia tiene sus raíces en la antigüedad, donde se creía que los espejos tenían la capacidad de atrapar el alma de una persona. Por lo tanto, romper un espejo se asociaba con el daño del alma y con siete años de mala suerte.
Aunque en la actualidad esta superstición se considera más como una tradición que como una creencia real, muchas personas evitan romper espejos por temor a atraer la mala fortuna. Incluso existe una práctica de enterrar los restos de un espejo roto para evitar que la mala suerte se extienda.

Gatos negros: Una superstición que perdura en el tiempo

Los gatos negros han sido asociados con la mala suerte durante siglos en diferentes culturas. En la Edad Media, se creía que los gatos negros eran compañeros de brujas y que tenían poderes oscuros. Esta superstición aún persiste en la actualidad, y muchas personas evitan que un gato negro cruce su camino por temor a la mala suerte.
Por otro lado, en la cultura japonesa, los gatos negros se consideran símbolos de buena suerte. Aquí vemos cómo una superstición puede variar significativamente según la región y la tradición. Sin embargo, en Occidente, la asociación de los gatos negros con la mala suerte es una creencia arraigada que ha perdurado a lo largo del tiempo.

Conclusión

Las supersticiones que traen mala suerte pueden variar significativamente dependiendo de la región y la cultura. Aunque muchas de estas creencias se consideran simplemente tradiciones sin fundamento, es interesante observar cómo han perdurado a lo largo de los siglos. Evitar el número 13, los espejos rotos y los gatos negros puede ser una forma de mantener la tranquilidad mental para aquellas personas que prefieren no tentar a la mala fortuna. Sin embargo, al final del día, la creencia en estas supersticiones depende de las creencias personales de cada individuo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Supersticiones que traen mala suerte: Descubre las creencias que debes evitar puedes visitar la categoría Supersticiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad